Índigenas de los Andes hacen fila para solicitar ayuda en un pueblo del departamento de Puno en Perú. Crédito: Milagros Salazar/IPS.

Índigenas de los Andes hacen fila para solicitar ayuda en un pueblo del departamento de Puno en Perú. Crédito: Milagros Salazar/IPS.

LIMA, 7 ago 2017 (IPS) - El grado de violencia de género en el ámbito familiar que existe en Perú es alarmante. No solo las estadísticas reflejan una práctica generalizada, sino que muchas peruanas tienden a aceptarla como “parte del matrimonio”.

Por ello, fue sorprendente y también comprensible que las clases sobre ese tipo de violencia en un centro de mujeres de la región de Cajamarca, estuviera siempre repletas de adolescentes y mujeres animadas.

“Muchas mujeres no protestan contra la violencia dentro del hogar porque no están tan educadas y no saben mucho”, señaló una de las participantes, y sus compañeras asintieron. “Sus esposos las insultan y les pegan, y las mujeres creen que es su culpa, que se merecen ese tipo de trato”, observó.

CONTINUA

[printable page]